FAHRENHEIT 900-IDIOTA

Una de las cosas que prueban que Dios no existe (o que le importa un prepucio lo que sucede aquí abajo en el mundo) es que muchas veces las personas más ingenuas -o desesperadas- caen en las manos del tipo menos indicado de todos.

Aunque tal vez sería demasiado grandilocuente decir “el tipo menos indicado de todos”, pero puedo dar fiel testimonio de que esa noche no había nadie peor que yo cerca.

En fin: éste sujeto cometió el error número 1. Rompió el primer mandamiento de Internet: nunca le des confianza ilimitada a un tipo que acabas de conocer en la red.

Cuando cosas de este tipo suceden, y luego, como consecuencia, una persona ve que su estupidez ha quedado fielmente plasmada en un sitio de Internet, es el momento en que, si se es inteligente, se reflexionará: “he sido un idiota, y tenía que verlo en el monitor de la computadora para darme cuenta de ello… “, pero en cambio, si se es un completo tarado, uno en cambio dirá “Angel de la Guarda… ¿por qué no me diste una señal cuando estaba por cometer un error al confiarle los secretos más importantes a éste tipo?”

La respuesta a esta última interrogante es sencilla… permíteme morirme de asco y ser yo tu hipotético Angel de la Guarda por un segundo y medio, que es lo que toma decir cuatro palabras: porque fuiste un pendejo.

Adicional a eso de ser un pendejo, quiero que sepas algo: si tienes una edad comprendida entre los 12 y los 17 años, no quiero saber absolutamente nada de ti. Desprecio a los adolescentes, los odio a todos. Si tú eres uno, entonces debes saber que estás pasando por la peor etapa de tu vida: eres estúpido, torpe, crees que ya lo sabes todo en la vida, tienes sueños imposibles de realizar, tus manos están impregnadas con grasa de pene, estás ávido de socializar, y lo que es peor: crees que eres “distinto” a los demás.

Si tú tienes 12 o 17 años, no me hables nunca, no te acerques a mí. Te detesto, y si con un parpadeo pudiera matarte haciendo que lloraras mierda, lo haría, sin dudarlo.

Hemos visto ejemplos de que el Internet está cundido de gente tonta y extraña… hoy, vamos a presentar un caso distinto:

IS1

¿Cuándo fue la última vez que una persona te dijo que tenías toda una vida por delante? Haz memoria: tal vez se te venga a la cabeza el rostro de tu abuelo. Repasemos otro fragmento de ésta conversación…

IS2

más tarde, el mismo sujeto me habla de sus preocupaciones en la vida: sus ambiciones, sus planes para sentar cabeza… no me esperé que alguien que se me agregase al MSN esa misma noche acabara revelándome temas tan densos.Lo que es todavía peor, intentó darme consejos… decirme qué hacer con mi futuro, con mis expectativas de vida, con mis proyectos…

Ya empezaba a cansarme, por lo que no habría tardado mucho tiempo en bloquearlo, cuando, por casualidades de la vida, me revela su edad: 14 años (recién cumplidos…)

Pequeño hijo de puta pretencioso…

IS3

Y encima arrogante: dice que hubiese podido hacerse pasar por alguien de casi 30 años, y que nadie lo notaría, porque es “diferente” al resto de los chicos de su edad.

Está claro que yo no tengo 26 años, y que todos los datos que le di al sujeto (en realidad un niño pantalones-cagados, que hasta hace una semana tenía 13 años) fueron falsos.

La conversación, sin embargo, no se detuvo ahí:

IS4

A los 14, siente que está arruinando su vida porque no hace nada productivo… eso está muy bien: he conocido personas de 20 que aún no hacen nada productivo y tampoco les interesa empezar.

IS5

He aquí un momento enternecedor: dice que le gustaría tener un hermano como yo. Recuerdo que en ese momento estaba pensando en adjetivos para insultarlo cuando escribiera el artículo.

IS6

Por lo general, hacerme grandes alabanzas y decirme cosas que me agasajen y elogien me gusta mucho y hubiesen hecho que, a pesar de ser un niño que cree que se las sabe todas, no lo dedicase éste artículo… pero entonces, dijo que, en su opinión personal, mis historias no le gustaban.Que se joda…

Muchas personas se preguntarán cómo llegué a establecer contacto con este chico (o más bien, cómo llegó él a establecer contacto conmigo).

Hace varios días, me escribió a través de mi cuenta, diariodedross@gmail.com, para advertirme que una revista de su país había plagiado parte de mis guías de videojuegos. Adicional a eso, el muchacho se tomó la molestia de escanearme varias páginas de la susodicha revista cuando se lo pedí. Actualmente, me encuentro resolviendo el problema.

A la final, además de ayudarme, él me dio material para actualizar mi web…

Así que celebré la tarde sirviéndome un poco de tarta de fresa en un plato y leyendo mi artículo. Me hizo tanta gracia a mí mismo que comencé a reírme sin control mientras el jugo rojo y los pedazos de fresa con saliva se me resbalaban por la boca.

IS8