Copyright, todos los derechos reservados a nombre del autor (Angel David Revilla, [Dross Rotzank]). Si copias total y/o parcialmente esta historia, mis lectores te van a humillar públicamente

Estaba yo volviendo a casa a bordo de mi camioneta, y cuando faltaban cinco minutos para llegar a la Urbanización Miranda se me ocurrió esta historia. Empecé a escribirla en Venezuela, pero la terminé en Argentina.

Dejando los detalles a un lado y los tecnicismos al otro, quiero poner fin a esta breve introducción revelando que Las Sombras de Abajo es quizá la mejor obra literaria que se ha escrito en el Caribe y las Pampas. Si eres inteligente, culto y tienes un pene grande, no sólo la vas a leer, sino que además te va a gustar, y mucho.

Por recomendación de los lectores, he decidido que no colocaré la historia directamente en la página, sino que se podrá bajar en un documento word.

Antes de empezar, he aquí unas críticas que me han hecho las primeras personas que la han leído:

Que historia tan ácida y miserable, y que final tan… mórbido T_T

– Michiru the Poet

Esto fue como Silent Hill en esteroides, pero sin nada sobrenatural. Te felicito, ¡me encantó!

– Una amiga de mi ex

No, no vamos a ir a Argentina y no, tampoco voy a leer tu historia

– Mi primo chavista

Dedicatoria

Le dedico esta historia a Joseph F (Blaze)

Así sea por Internet, es uno de esos pocos amigos en la vida que se diferencia del resto.

Las sombras de abajo