El Universo tiene reglas, la vida condiciones.

Creo que esa es la forma más inteligente de creer que existe un Dios o un algo que se le parezca sin echar mano a la fe ciega ni a los hosannas obtusos. El secreto está en las reglas, en ese sistema que nos rige, pues está tan bien creado y todo tan bien puesto en su sitio que es como una especie de Constitución Cósmica.

Hay reglas que lo abarcan y forman parte de un Todo, con la misma seguridad que el fuego creado en la Tierra existe también en el Sol y que el hidrógeno que flota en tu nevera está también en la galaxia Andrómeda.

Estas reglas no son el karma ni la justicia divina. No creo en ninguna de ambas cosas. Reconozco que son importantes, porque es bastante probable que creer en eso separe a muchos de ser animales. Pero eso es algo inventado por el hombre y la mujer. No es un sistema perfecto ni mucho menos; “ser bueno porque me conviene a los ojos de Él”.

Ni el karma ni la justicia divina son omnipresentes. Una estrella hizo supernova el año pasado cerca de la nebulosa Columnas de la Creación, lo que la condena a desintegrarse, y desde que la ciencia sabe que la vida se origina en las nebulosas (las estrellas y los planetas salen de ahí) un hecho completamente arbitrario como la explosión de un astro acaba de privar de vida potencial a un futuro mundo de seres que podrían haber sido tan sensibles como nosotros, así como muchas otras supernovas o retumbos volaron en pedazos otras aspiraciones cósmicas. No es maldad, es sencillamente caos.

Por lo tanto la vida es preciosa y el hecho de que nosotros existamos es algo más milagroso que si de verdad hubiera existido un Dios que lo hubiera empezado todo desde Adán y Eva. Una vez más, la realidad supera a la ficción…

Entonces ¿qué? ¿Qué es éste sistema? ¿Cuáles son estas reglas de las que estoy escribiendo?

Lee bien: todo es igual.

Así es, todo es igual… como un ponqué siendo la versión reducida de una torta de zanahoria. Lo que cambian son las proporciones.

Desde una hormiga que muere hasta un anciano que llega al fin de sus días, pasando por una estrella que también desaparece físicamente. Tres cosas que son tan absurdamente distintas pero innegablemente similares. Es una regla: El Fin, que se aplica a todo. Y te recuerdo que los científicos piensan que el Universo se va a dilatar dentro de miles de billones de años hasta que se desintegre.

¿Ves? No hay excepciones. Desde tu abuelo hasta el Universo. De manera distinta, sí, pero van a llegar a lo mismo. Todo y todos llegarán a lo mismo. Verdad omnipresente.

Una explosión es la liberación de energía en un intervalo temporal diminuto, y aunque cualquiera sabe cuál es la diferencia entre el petardo que encendías en año nuevo y una Supernova, el principio físico es exactamente igual. Ese envoltorio abultado con estrellitas rojas y una mecha, creado en el laboratorio clandestino “Los Mariachis” y la muerte de una gigante roja pasan por el mismo tubo.

Un cuerpo de masa X que se mueve con una velocidad constante respecto a las circunstancias choca a otro cuerpo de masa X que está en reposo lo cual es directamente proporcional al reverendo coñazo que te vas a dar contra un árbol por manejar mal. Es así como un día, viniendo de la playa dos días antes de que empiece la universidad, llegas al fin de tu vida de la misma forma que Las Columnas de la Creación esperan, incólumes, a que la onda expansiva de la supernova toque la puerta y se lleve un proyecto celeste de miles de años y, con ello, todo lo que pudo haber sido. Ambas cosas exactamente lo mismo, sólo que a muy, muy distinta escala.

¿Y sabes qué más es exactamente igual? Las guerras. Yo no creo que todas sean malas. Ha habido unas que salvaron pueblos enteros. Hay quienes creen de hecho que la Segunda salvó al mundo.

Guerras, desde aquellas grandes entre países hasta tu propia guerra personal. Es lo mismo. Otra vez: pasa por el mismo tubo. Mientras más lo ves, más similitudes vas a encontrar entre lo grande y lo pequeño, dándote cuenta que Todo Parte Del Mismo Sistema.

Las guerras envilecen a la gente, desde las grandes hasta tu propia guerra diaria. Surten el mismo efecto, pero a diferentes escalas. Una puede arruinarte la vida, pero otra hace un amago más pequeño de lo mismo: te amarga, te hace sentir impotente y destruye lo que pudo haber sido un buen día. Entonces, hastiado, uno se pone a jugar sucio, o a pelear de una forma que ni es productiva ni lleva a nada.

Este es un artículo para mostrarles cómo peleo yo mis guerras, y cómo me hago partícipe de una verdad que también pasa, a menor escala, por el mismo tubo infinito del que hablé antes: pelear bien y tener los pantalones bien puestos para decir las cosas como son te evita problemas y frustraciones en la vida e incluso te procura felicidad. Verdad omnipresente.

Nota: conversación de MSN del año 2006, en octavo (o noveno) semestre de la Universidad USM:

Juliana dice:

Hola Angel

DROSS dice:

Hola

Juliana dice:

Soy Juliana del salón

DROSS dice:

Sí, me acuerdo de ti

Juliana dice:

que más?

DROSS dice:

Mira, nada nuevo, aquí, sin nada que hacer.

Juliana dice:

que bueno

Juliana dice:

Angel me puedes ayudar??

Juliana dice:

estoy teniendo un problema

Juliana dice:

con la entrevista del prof. Garrido

Juliana dice:

Le pregunté si podía hacer la entrevista sobre el mismo tema que tu, te acuerdas??

DROSS dice:

Sí, me acuerdo que se lo preguntaste

Juliana dice:

Sobre el robo de carros en la Urb. Miranda

DROSS dice:

Sí.

Juliana dice:

Angel me preguntaba si podías pasarme la entrevista que tú le hiciste a los de vigilancia??

Juliana dice:

Y tambien tus apuntes de la noticia

DROSS dice:

¿Tú no sabes ni siquiera nada de la noticia, no?

Juliana dice:

No

DROSS dice:

Ya veo…

Juliana dice:

Por eso te pregunto los apuntes porque no estoy enterada de nada

DROSS dice:

Me doy cuenta

DROSS dice:

Dime una cosa, Juliana, ¿quién te dio mi mail?

Juliana dice:

Peru

DROSS dice:

Ok

Juliana dice:

Obviamente yo le voy a cambiar todo para que no se vea que está redactada de la misma manera

DROSS dice:

Te acuerdas que tú me pediste ayuda en el salón con la noticia que redactamos?

Juliana dice:

DROSS dice:

Bueno, yo con gusto te voy a ayudar cada vez que tengas una pregunta o cuando tengas una duda, como te diste cuenta esa vez. Pero no te confundas, porque yo no voy a hacerte el trabajo.

DROSS dice:

La Universidad donde tú estudias queda a 2 minutos de la Urb. Miranda, y puedes ir cuando salgas (o cuando más te convenga, no sé, eso lo decidirás tú) a hacerle la entrevista tú misma al vigilante e incluso preguntarle qué pasó, como hice yo.

Juliana dice:

Coño disculpa

Juliana dice:

No quería que te lo tomaras tan mal

DROSS dice:

No para nada, no me lo estoy tomando mal, no estoy bravo contigo ni mucho menos, sólo te estoy diciendo que yo no voy a hacerte el trabajo. Prueba suerte con otra persona.

OTRO EJEMPLO (MUCHO MÁS RECIENTE)

Dan -The Vials of Eternity@ dice:

Holaaaaa

Dan -The Vials of Eternity@ dice:

Drosh recibiste mi mail?

DROSS dice:

Dan -The Vials of Eternity@ dice:

ajamm, lo viste?

DROSS dice:

No abrí el link

Dan -The Vials of Eternity@ dice:

Pero sabes mas o menos de que es no??

DROSS dice:

Más o menos…

Dan -The Vials of Eternity@ dice:

Es mi propio canal en blog tv

Dan -The Vials of Eternity@ dice:

Ayer me estaban viendo 20 personas, y transmito otra vez a las 21…

DROSS dice:

Yap.

Dan -The Vials of Eternity@ dice:

Crees que puedas ponerlo esta semana en tu pagina? =3

Dan -The Vials of Eternity@ dice:

Puedes aparecer tú también dando un saludo

 

NOTA
El tipo me había mandado un mail pidiéndome que le hiciera propaganda a su blog-tv (explícitamente me pidió que escribiera un artículo al respecto) y que además me conectara con la webcam para aparecer con él en conexión directa.

 

DROSS dice:

Nop.

Dan -The Vials of Eternity@ dice:

Y por que nop

 

DROSS dice:

Porque no te voy a hacer propaganda

 

Dan -The Vials of Eternity@ dice:

Ah

 

Dan -The Vials of Eternity@ dice:

A Gryphus le pusiste su video… T_T

 

DROSS dice:

Gryphus es mi amigo.

 

Dan -The Vials of Eternity@ dice:

Ahhhhh

 

DROSS dice:

Viejo, tú eres el tipo de persona que me busca cuando me necesita, no me habías hablado en tres meses hasta que necesitas algo de mí. No es que quiera atención constante (te lo digo por si acaso, no vayas a mal interpretarme) yo mismo paso tiempo sin hablar con muchos contactos, pero tú me buscas sólo cuando me necesitas.

 

DROSS dice:

Una vez que obtienes lo que quieres te olvidas de uno… hasta que vuelvas a necesitar la atención de alguien, o un público.

 

Dan -The Vials of Eternity@ dice:

Tsk

 

DROSS dice:

Cuando uno te muestra algo a ti, o te habla de algo a ti (y no soy el único al que le ha pasado, te recuerdo a Ani) ni siquiera tienes la educación de disimular tu desinterés, o lo mismo: la cortesía básica que tú esperas que los demás tengan contigo. Si eres así bien, pero te aviso: yo pago con la misma moneda.

 

Dan -The Vials of Eternity@ dice:

Esta bien Dross

 

Dan -The Vials of Eternity@ dice:

Bye

DROSS dice:

Bye, y muérete.

Dan -The Vials of Eternity@ dice:

manito positiva

 

 

NOTA:
Dan habló mal de mí con otras personas. Argucia que, hasta el día de hoy, no le ha funcionado. Y si funcionó con alguien no quiero tener ningún trato ni hablar más con esa persona, porque no hay nada más arrastrado y alcahuete que aquél que corta relaciones con otro sin mediar palabra gracias a la influencia de un tercero.
¿QUE EVITÉ?
  • Una de las cosas más importantes: hacer algo que no quería.
  • Hacer algo de lo que estaría enojado después, irritado y refunfuñando por dentro, como si encima me estuviera regañando a mí mismo.

 

 

Y este es mi humilde consejo a muchas de esas personas que me escriben para preguntarme cosas. Que viven con rabia y amargura ocasionales porque no saben expresarse, porque tienen miedo de hablar, porque temen quedar mal o porque no se atreven a decir lo correcto. Yo dije las cosas que tenía que decir y a mí no me comieron vivo, no me mataron. Lo que quiere decir que muchas veces, cuando uno tiene miedo, cuando uno intenta levantar la voz para mitigar algo injusto pero no se atreve, es porque el peor enemigo es uno mismo.

La guerra de adentro que tanta gente tiene tan perdida. A veces parece que uno mismo conspirase a favor del abusador, del que no nos tiene ninguna estima. Que injusto y que absurdo.

El Universo confabula alrededor tuyo, es un sistema de reglas invisible que no puedes ver, pero que te obliga a aprender. Es una maquinaria poderosa, omnipresente y despiadada. Al Universo no le importa tu insignificante dolor humano ni tus miedos. No le importan tus despechos ni le importa que te engañes a ti misma/o. El Universo va a seguir poniendo estas pruebas y este tipo de personas en tu camino, hasta que aprendas, hasta que un día hagas o digas lo correcto. Es mucho más grande, exorbitante y tenebroso que el Dios de cualquier religión, ese Dios pequeño y subjetivo que no es más que tu lucecita interior. Este por el contrario es terriblemente objetivo… es frío y sabio, y su fin justifican sus medios. Al fin y al cabo al Universo no le importa si se te va la vida en ello o si lo amenazas con hacerte Goth Satanista. Por favor, su ‘maldad’ te haría llorar.

Eres uno más, aunque ni siquiera en el fondo realices lo pequeño de tu existencia y el hecho simple de que no eres más importante que el resto. ¿Quién sabe? Capaz te hace nacer otra vez hasta que aprendas. Es paciente, es infinito, es sabio, es monstruoso es eterno y no le importa. Él no juega con tus reglas, tú juegas con las suyas, y lo vas a hacer al pie de la letra a la vez que se ocupa de las estrellas, las galaxias, las supernovas y Todo Lo Que Existe.

No lo sabré yo, que dejé de tener estos problemas hasta que adquirí la costumbre de hablar claro y decir las cosas como vienen, con diplomacia, pero diciéndolas. Fue la experiencia más religiosa de mi vida; desde ese día lo que era costumbre usual dejó de suceder. Esas personas se fueron. Así de simple y así de rápido. Como si se tratara de un burdo acto de magia. “Puff”.

Muy de vez en cuando vuelven, sin embargo… y sospecho que es Su forma de asegurarse de que la maquinaria está engrasada, que no he perdido la práctica. Es tenebroso.

Una vez más, todo funciona con escalas: desde saltar un trampolín al que le tienes miedo, hasta confrontar a alguien negativo en tu vida (ya sea un mal amigo o alguien pasajero).

Te invito a que lo hagas, es un paso más para sentirse pleno y también feliz. Hablar, saber hablar, decir las cosas. Si no lo haces hoy lo vas a tener que hacer mañana. Si no, en otra vida. Pero no vas a escapar. Va a seguir pasando.

O quizá, quien sabe, sólo tienes una oportunidad… en esta vida.

Que miedo da imaginarlo.