Un cineasta y varios productores de Los Angeles me contactaron para llevar a cabo un proyecto relacionado con el terror. Me guardé el secreto porque yo mismo me negué a creer que todo esto se estuviera dando hasta que estuviera 101% confirmado. El día llegó: esta semana estaré viajando a California para filmar. ¡Gracias por llevarme tan lejos, audiencia! ¡Los quiero!