Hace pocos días depositaron dinero en mi cuenta bancaria, después de una serie de inconvenientes con una revista impresa que robó algunas de mis guías de videojuegos.

Para evitar que yo difundiera por medio de futuros FAQs que había una editorial que no sólo robaba mi trabajo, sino que además lo publicaba con la intención de que la gente pague por obtener material que yo escribo gratis, se dispusieron, de inmediato, a hacer un trato conmigo, y desde luego, a detener el plagio en sí.

Por lo que hoy, después de una espera moderada, llamé al banco y me confirmaron que el depósito fue efectuado.

Así que mientras escribo estas líneas, reviso paralelamente mi libreta de ahorros, la cual tiene una serie de números que indica que no sólo mi vida será diferente de ahora en adelante, sino que además soy superior a todo el mundo.

Por lo tanto, muchas cosas van a tener que cambiar:

1. Ya no me puedes llamar, ni dirigirte a mí, ni tampoco escribirme como “Dross” sin poner un “Lord” antes.

Ejemplo:

queridodross1

queridodross2

1.2 Forma adecuada para la pronunciación de “Lord”

Cuando te refieras a mí, debes pronunciar la palabra Lord, pero con acento inglés.

Ej: Lord (sing, i) ~ “Lo0hrd”

2. Cuando llegue a cualquier lado con mi vehículo nuevo, la gente deberá bajar la cabeza mientras me estaciono, y me bajo del auto.

Ejemplo:

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
MAL

 

 

BIEN2
ok

Nota

Si alguien sube la cabeza antes de tiempo, voy a pisar el acelerador y lo voy a aplastar.

Después me voy a ir a comprar otro carro.

3. Voy a ir a la universidad con capa

Y no voy a consentir que la gente tosca y chabacana se ría de mí o haga “comentarios”

4. No quiero que me den la mano

Ni siquiera si eres mi amigo o si me conocías de antes de que fuera rico.

Los saludos me los van a enviar por mail con anticipación temprano por la mañana, (con la palabra “saludo” en el subject, en minúsculas).

5. Quiero que me hagan una fiesta de graduación para mí solo

Nadie está invitado. A la ceremonia de entrega deben acudir los profesores. Mis demás compañeros deberán hacer su graduación en un salón aparte.

Cuando el decano levante la medalla, se la voy a quitar de las manos y me voy a licenciar “yo mismo”, como hizo Napoleón con la corona de Francia hace 200 años.

6. Voy a tener un mayordomo

Voy a tener un mayordomo que empuje la silla de ruedas en la que yo voy a estar postrado todo el día, debido a que no pienso rebajarme a seguir caminando como los demás.

Cuando esté con una puta quiero que se bañe primero. Cuando la hagan pasar al cuarto donde yo la esté esperando, voy a estar acostado en una cama. El mayordomo deberá encargarse de bajarme el pijama y procurar que la cópula se efectúe con éxito, cuidando, en todo momento, de vigilar celosamente que ella no me haga daño por algún descuido mientras se mueve encima de mí.

7. El que sea rico no quiere decir que voy a dejar de ver a mis amigos

Más sin embargo hay que aclarar que la regla 7 es sólo un simbolismo: yo no los voy a “ver” en el sentido literal de la palabra. Ellos van a estar en un cuarto oscuro aparte del mío, con un vidrio panorámico ahumado, donde podrán sentarse a verme usar todas mis cosas nuevas.

Se les administrará un surtido de agua mineral y gaseosas frías.

8. Yo no voy a seguir usando un teclado. El mayordomo se va a sentar al lado mío y va a escribir los artículos.

Yo voy a estar sentado en silencio viendo el monitor, y él me tendrá que mirar y ser capaz de escuchar lo que le dicto con la mente.

Justo detrás de nosotros va a estar un verdugo con un palo, para que le pegue cuando se equivoque. El verdugo sabrá que yo estoy inconforme no porque lo haga saber verbalmente, sino porque voy a emitir sonidos guturales de desaprobación.

9. El día que me toque morir, quiero que hayan 350.000 personas afuera de mi casa

Tal como ocurrió durante las últimas horas de vida del Papa.

Quiero una pantalla plana de noventa y tres pulgadas instalada en la pared, para poder ver cómo la gente llora por mí y también a las mujeres desmayándose espontáneamente.

No puedo esperar a a llevar mi vida de rico…