Los lectores de huesos amarillos sabrán quien es el Unabomber del Dibujo. Protagonista de uno de los artículos más clásicos de la casa, se trataba de un artista que es imposible describir de manera ligera. Dicen que una imagen habla más que mil palabras, yo una vez escribí, en defensa de la literatura, que diez palabras bien dichas pueden decir más que todas las imágenes del mundo, pero en aquella ocasión (y en esta también) hacen falta imágenes, porque literariamente, no hay manera de aproximarse al Unabomber del Dibujo con un estilo que no sea lovecraftniano. No quiero que me acusen de ser injusto.

Tomemos, entonces, ese toro por los cuernos, pues a muestreo de pruebas, relevo de responsabilidades.

Los que no recuerden al personaje, o los que no lo conozcan de nada, por favor, sírvanse de pinchar el link, porque quizá sea necesaria una visión (y una revisión, si eres un veterano en este lugar) para asimilar mejor lo que sigue, oséase: El Unabomber del Dibujo, 4 años después.

¿Cómo dibuja ahora?

¿Mejoró algo?

¿Pulió su estilo?

¿Ya no le amputa accidentalmente extremidades a sus personajes?

Ha sido casi un lustro, 1460 días. De seguro la respuesta a alguna de las cuatro preguntas de arriba es cierta ¿verdad?

¿Verdad?

Señoras y señores, con ustedes, el Unabomber del Dibujo 2010:

unabomber_del_dibujo_2010_1 unabomber_del_dibujo_2010_2 unabomber_del_dibujo_2010_3 unabomber_del_dibujo_2010_4 unabomber_del_dibujo_2010_5 unabomber_del_dibujo_2010_6 unabomber_del_dibujo_2010_7 unabomber_del_dibujo_2010_8

Y más anatómicamente inciertos que una ducha de ácido, pero hay algo que me gustaría rescatar de la última vez…

Hanb pasado 4 años, y sigue dibujando, ¿qué es un artista?