Estaba yo en uno de esos días en los que me hallaba especialmente birriondo y calenturiento, buscando imágenes placenteras por Internet.

Y, en una de esas desagradables casualidades, un amigo del MSN me pasa unas cuantas fotos, preguntándome “¿qué opinas de ésta persona?”

Hago click y observo:

estrellar1 estrellar2

estrellar3 estrellar4

 

Cualquier marica que le guste mascar semen con las nalgas hubiera dicho que esta chica no es de su estilo por ser gótica, dark, oscura, o cualquiera que sea el término gay para referírsele a la gente de esa tendencia… pero lo cierto es que dicho sujeto estaría incurriendo en un error garrafal, o, para no ser tan tajante, un error según mi visión del mundo, pues todo lo que se mueva y tenga vagina es mi estilo.

De hecho, la chica en las fotos me parecía bastante bonita, por lo que comienzo a manifestar mi natural atracción sexual por ella…

Lo primero que le dije a mi amigo es que yo le haría el amor sin problemas, de hecho: se la metería hasta por lo blanco del ojo.

Es más: me haría la paja rusa con sus axilas sudadas y si por mí fuera le acabaría en los sobacos.

Le dije también que podía imaginarme esa boquita rosada dándome una mamada mientras la cabeza me daba vueltas como en El Exorcista… y que podía imaginarme su lengua haciéndome “alalalala” en la cabeza del pene.

Incluso me agradaría que se pusiera violenta mientras me hace sexo oral: que me destornille la cabeza del pene y me la escupa de vuelta en la cara.

Además, no me importaría si quisiera soplarse la nariz con mis bolas.

estrellarviendo

Creo además que le chuparía tanto ese culo que le cambiaría de lugar todas las tripas… se lo chuparía tanto que posiblemente se lo cierre.

Y no sé qué otra cosa le habré dicho, pero estoy seguro que fueron muchas porque cada vez que observaba de vuelta las fotos se me ocurría algo nuevo y encima me tocaba debajo del short, hasta que mi amigo me interrumpió y me dijo: Dross, es un hombre.

En efecto: es una estrella de rock alemán de 17 años llamado Bill Kaulitz

estreallridentificado

Igual terminé masturbándome con la foto… pero por lo menos me consolé fantaseando que además de le pegaba.