Estaba en mi cuarto con un video de lesbianas dedicándome a la masturbada de la tarde, y como tengo Home Theater, se escuchó demasiado “mostro” y no me di cuenta… así que mi mamá me tocó la puerta para decirme que bajara el volumen.

Qué situación tan desagradable…