En Venezuela, hasta donde el conocimiento que 25 años de vida en Caracas me confirieron, a la palabra millón se le dice cariñosamente “melón”.

Fulanito dice: “Antonieta, cabeza de huevo, tengo un sueldo de cinco melones”.

Antonieta responde: “Fulanito, te jodiste porque las lolas me van a costar  5.2  melones”.

Yo me meto y comento: mi blog alcanzó las 5 melones de visitas.

 

Recuerdo que cuando yo era joven (bueno, no joven sino MÁS joven, no me voy a poner deprimente ahora), me parecía que llegar a tener una página, un blog o un foro con un millón de visitas era alcanzar el último nivel. Ganarse la armadura de oro cibernética. Hoy tengo cuatro veces más, y no se sentiría tan bien (o siquiera bien en lo absoluto) de no ser porque http://eldiariodedross.com es un portal a mi mundo creativo, escrito y audiovisual. Todo ello eclipsa en una única cosa que queda por decir: muchas gracias a todos.

¿Saben que quería hacer una broma, no? Luego de agradecerles por tercera vez durante el artículo de las 3.000.000, iba a escribir otro en las 4 millones colocando “… coño ya no sean tan jala bolas”. Pero la verdad el chistazo no queda, no me sale. Lo único que quiero es escribir gracias, gracias, gracias.

Esta aventura llamada El Diario de Dross me ha dado tesoros; me ha enseñado a escribir más, me ha enseñado a editar videos y llevar mi creatividad where no Dross has gone before, y sobre todo, me ha dado amigos muy especiales. De hecho, ahora mismo, mientras escribo esto, estoy hablando por MSN con una de ellas y con uno de ellos. Es gente con la que, estoy seguro, seguiré manteniendo contacto cuando tenga 50 años. Tesoros que duran una vida.

He vivido experiencias increíbles… no sé qué más pedir como celebridad de Internet. Hace pocos días un lector me confirió el honor más grande: quiere llamar a su hijo Angel David.

Ayer, llamando a un querido amigo venezolano en España para felicitarlo por su cumpleaños, me contó que en una de sus quedadas sociales, jugando Nintendo WII, gritó “COÑOOO”, a lo que un coleguilla madrileño le comentó “me recuerdas a Dross”. La anécdota no sería tan sorprendente de no ser porque ese coleguilla madrileño no sabía que Luis no sólo estudió conmigo, sino que es uno de mis mejores amigos.

¿Qué más hay a partir de este punto aquí, en esta alcabala con un horizonte de cielo naranja, montañas y camino que se pierde a la vista? ¿Diez millones de visitas? Obvio. La meta ahora vendría siendo agregar un cero más al contador. De hecho, la re-actualización de este artículo no se hará sino hasta entonces, pero la verdad diez millones distan de ser lo más importante en mi agenda…

¿Qué hay, entonces? Consolidar este sueño, supongo.  Publicar mi libro no es mal comienzo. He estado pensando también en un programa radial los fines de semana. Quiero acompañarlos por la noche. ¿Se imaginan la cantidad de situaciones extrañas que se pueden dar a lo largo de una fría velada? ¿Sobre todo si me pueden llamar por teléfono? Las peleas con los trolls serían 20 veces más divertidas (y yo les daría por’culo veinte veces mejor, o viceversa, quien sabe, yo espero buenos contrincantes, si es que tienen las bolas de dar la voz, porque por radio no se puede usar Loquendo, cagones).

Creo que nuestra relación, amigos y amigas, se estrecharía bastante más si me oyeran no sólo desde una silla frente al monitor, sino desde un lugar más épico; el asiento del carro o la cama, (porque escuchar radio en cama es genial, en especial si el locutor sabe llenar la oscuridad). ¿Tu novia te traicionó? ¿Tu novio te traicionó? No te preocupes que yo lo llamo al aire y lo jodo.

Pero bueno… quien sabe lo que pueda pasar. Crucen los dedos y apóyenme, ¿sí? Estoy tratando de publicar una obra sobre cómo tener un blog exitoso, en el que he puesto bastante empeño, y en el que he escrito cosas que todos han querido saber (sobre mi vida, sobre Elanticristo2007, etc… secretos que nadie conoce aún).

Todo depende de qué editor, o qué casa editorial se quiera avispar, ponerse los zapatos, y dejar de publicar huevadas que sólo les procuran 5000 copias vendidas (número que ellos celebran con champaña, luego de haber invertido la mitad de las ganancias de dicha obra en hacerle publicidad, pfff…). El día que estén preparados para un best-seller con más volumen, será el día en que van a estar listos para mí.

 

Ahora bien, vayamos a los números.

 

 

3 millones de visitas, hace 7 meses (El Diario de Dross, chart mundial)

 

 

 

 

 

5 millones de visitas, hoy (El Diario de Dross, chart mundial)

 

 

 

¡MEXICO! ¡OTRA VEZ EN PRIMER LUGAR!

 

¡ESPAÑA!  ¡ESPAÑA HA CRECIDO MUCHÍSIMO Y SE ACERCA!

 

 

¡ARGENTINA! UN ORGULLO QUE ESTÉ DE TERCERO EN LA LISTA PORQUE AHORA ES MI HOGAR

 

 

¡CHILE! CHILE HA CRECIDO UNA BARBARIDAD… ¡GRACIAS, HERMANOS CHILENOS!

 

 

¡VENEZUELA, MI PROPIO PAÍS! (Sexto lugar…)

 

 

No, en serio: por alguna bizarra razón, en la imagen del chart, los internautas de Venezuela están divididos en dos grupos: los que salen bajo “Venezuela” y los que aparecen bajo “República Bolivariana de Venezuela”. Entre ambos, hacen unas 247.000 visitas. ¿Alguien me puede explicar qué pasa, por favor? ¿Aba jodiendo otra vez?

Por otro lado, quiero decir que añoro más que nunca mi país, y estoy muy orgulloso del mismo. ¡Obtuvimos mayoría del voto popular en las últimas elecciones! Se acabó la era dorada del “simio”, y ahora es cuando empieza lo bueno… Fuerza Venezuela.

 

 

YOUTUBE

 

10.000 suscriptores en febrero

 

 

 

Suscriptores a la fecha

 

 

 

EVENTOS ESPECIALES

 

– Este año, tuve un primer acercamiento con mis lectores y fans de Youtube en el Planetario de Buenos Aires (las fotos están en mi facebook). La experiencia resultó en seis dedos arrancados, cuatro personas mordidas y 3 muchachitos de quince años tea-baggeados.

Los organizadores dijeron que me porté mejor de lo que previeron y que es <<posible>> que el año que viene me vuelvan a invitar.

Ahora en serio: fue un día bastante especial. Por cada autógrafo que firmé, me habría gustado pedirle uno a ustedes. Muchas gracias.

 

– El ícono de El Diario de Dross está entre los 300.000 más famosos de toda Internet. Groovy.

 

– Somos el 3º canal más suscrito de Argentina. ¿Creen que podamos robar el segundo puesto? Está a menos de 1000 suscriptores de distancia.

YAAAARGH; abordemos ese puto barco, cabronas y cabrones. Avísenle a todos. Comencemos la operación.

 

– Si algo he aprendido, es que uno no puede llegar lejos en Youtube sin hacerse enemigos. No puedo responder cada acusación que se lance contra mí porque eso sería rebajarme. Si alguien que me odia quiere hablar conmigo, tiene que a) hacer cita y b) besarme las bolas. El resto queda a vuestro criterio e inteligencia.

Si quieren tomar acciones concretas contra estas personas, flaggeen sus videos y denúncienlos. De resto, por favor, ni lo mencionen, porque es dar importancia no meritoria.

 

– En 5 años, lo más cerca que he estado de faltar a mi palabra con respecto a los artículos serios es haberme hecho adicto a Facebook.

Hablando de Facebook, quedan menos de 500 solicitudes para estar en mi lista de amigos… los que quieran tomarla, hagan clic acá.

 

– Sin embargo, más importante “aún” que mi cuenta “mera” de Facebook, es el club de la misma red social, donde publico las noticias grandes. Por favor, únanse haciendo click en “me gusta” o “like”.

 

– Mi Twitter

 

– Es posible que el viernes suba un video nuevo a Youtube, otra animación (no se preocupen, las animaciones no van a sustituir mis videos clásicos). Pero quiero que sepan que esta vez me esforcé por hacerla todavía peor que la anterior. Espero que los noobs en la caja de comentarios de dicho video estén al mínimo.

 

– No tengo el nombre de la persona que hizo el arte de este artículo. Sea quien seas, por favor, manifiéstate por mail.

 

– Las personas que hagan fan art, por favor, súbanlo a facebook y taggeen las imágenes a mi canal.

 

– Por favor, para www.eldiariodedross.com, desactiven todos los programas (como adblock) que les impidan ver la publicidad que sale en el lado superior de la pantalla. ¡Gracias!

 

 

Espero que hayan disfrutado esta breve pausa para celebrar este paso igualmente pequeño. Una vez más: gracias a todos.

 

 

Y el Show continúa…