Wow, diez millones de visitas, ¿en serio? A ver si lo sé escribir: 10.000.000.

Sí, por supuesto que lo sé escribir: faltaría más. Habría que ser muy bestia. Pero me quiero dar el gusto de poner tantos ceros, en especial cuando hablo de un proyecto que empecé en el 2005 y que entonces reunió, con modestia, cinco mil visitas.

 

Hoy, son diez millones.

 

Trato de dejar caer esas palabras con todo su peso, para contemplar las diferencias entre ayer y hoy y disfrutarlo. Qué grande se ha hecho esta locura. Qué lejos hemos llegado. Es raro que la última vez que escribiera sobre esto haya sido hace menos de un año. Nos tomó ocho meses sumar cinco millones más al contador. Hoy el blog recibe más tráfico que nunca, y lo extraño es que por primera vez, haciendo comparativas gráficas y contrastando el número de comentarios que me dejan en la cajita de Facebook integrada al blog, este sitio ya está empezando a compararse al de los grandes ídolos de Internet. En mis videos me dejan el mismo promedio de comments que al Nostalgia Critic. Mi cuenta en Youtube se ha convertido por ahora en la número 1 de Argentina, y www.eldiariodedross.com percibe 700.000 pageviews por mes.

 

Yipi Ka Yey, probabilidades.

 

En términos de estadísticas, cada año, este sitio deja mordiendo polvo al anterior. Me gusta mucho saberlo; no tanto por los números con muchos ceros detrás, sino porque lo tomo como testimonio de que sigo haciendo las cosas bien. El éxito no es éxito en el sentido más pueril; el éxito es estar contento y orgulloso del trabajo realizado también, y cuando uno tiene tanto entre manos, es bueno que algo te recuerde de vez en cuando que no la estás cagando, que todavía sabes lo que estás haciendo…

Me hace gracia, porque sea hablado o escrito, todo esto de las celebraciones resulta ya demasiado masturbatorio. Las últimas cuatro semanas han sido así: celebración por los 50.000 suscriptores en Youtube, celebración por pasar al primer lugar de Argentina y celebración por las diez millones de visitas a www.eldiariodedross.com. ¡Qué atorrante! ¿Pero ven? No sólo las cosas malas pasan todas juntas…

 

¿Qué viene? La verdad es que no tengo idea, pero si es más de lo mismo no me quejo. A fin de cuentas, así es como debe ser.

 

¿Algo especial que agregar? Sí; este es un extracto del conmemorativo del año pasado:

“Somos el 3º canal más suscrito de Argentina. ¿Creen que podamos robar el segundo puesto? Está a menos de 1000 suscriptores de distancia.”

 

Tengo algo que decirle a mi yo del pasado, y a los ustedes del pasado también: nenes, lo logramos.

 

De resto, (como ya es costumbre en estos artículos) comencemos con las demostraciones vulgares de poder:

 

 

 

5 millones de visitas, hace 8 meses (El Diario de Dross, chartanual)

5.000.000_1

 

 

10 millones de visitas, hoy (El Diario de Dross, chartmensual)

Diez millones de visitas 2

 

 

 

A la izquierda, el número de visitantes netos (Visitors), a la derecha, el número de visitas sumadas en total (Pageviews)

 

Diez millones de visitas 1

 

 

Youtube, hace 8 meses

20.000_subscriptores

 

Youtube, hoy

Diez millones de visitas 3

 

 

 

Cada vez más personas me preguntan: Dross, ¿cuándo vendrás a España? Dross, ¿cuándo vendrás a México? Dross, ¿cuándo vendrás a Chile? A todos ellos les respondo, una vez más: ¡ni bien pueda! Estoy loco por conocer a sus bellos países, pero admito que estoy más loco aún por conocerlos a todos ustedes y pasar tiempo juntos. Y espero (¡ojalá!) que lo anterior sea en las condiciones que yo quiero, oséase; para ir a venderos mi libro, hijos de puta.

 

¿Algo más para contar?

 

Sí…

 

–  He tenido dos apariciones públicas muy exitosas. Uno el año pasado, en la juntada de Youtubers celebrada en el planetario de Buenos Aires. La otra (que me llena de mayor placer ya que la convocatoria la hice yo) en la Feria del Libro. Fueron muchas personas a verme.

 

–  Fuera de lo arriba mencionado, ya me han reconocido por la calle sin el sombrero y los lentes. Fue durante un día en el que me hallaba haciendo una diligencia en el conurbano…

 

–  A esos amigos que he hecho a raíz de mi blog (El Autor, Reyna, Gryphus y Seraz Victoria) los quiero y estimo mucho más que nunca.

 

–  Éste 2011 ha sido mi mejor período en mucho tiempo. Que se joda Harold Camping; el año del fin del mundo ha rockeado calzones. Si todo sigue así entonces, con más razón, el 2012 estará buenísimo, y el 2013 de puta madre, porque se supone que esos dos últimos números traen “mala suerte”.

 

Para que este blog no se convierta en uno de esos países jodones que tienen feriados cada 2×3, pongamos una meta real: la próxima celebración será cuando alcancemos las 50.000.000 de visitas. Sí señor. No sé qué voy a hacer cuando tenga cincuenta millones de visitas, pero coño, joder… tendrá que ser algo grande.

 

Un abrazo a todos. Gracias totales.