Hay gente que depende de otras culturas para subsistir espiritualmente.

Tanto así, que no les importaría que les dieran por el culo con el asta de una bandera yanki hasta que los jugos anales se le hagan burburjas.

Incluso al más mínimo pedazo de dignidad se le podría poner gustosamente una etiqueta de precio con tal de satisfacer una necesidad material:

Franelas norteamericanas, pantalones norteamericanos, zapatones norteamericanos, DVD’s con series de TV norteamericanas, comida norteamericana, y amigos norteamericanos por MSN o Second Life (y con mucho disgusto, porque no hay nada más aburrido, insufrible y sin sentido que un amigo anglosajón).

Ultimamente (aunque ni tanto, porque la huevonada lleva su tiempo) he visto que muchas personas tampoco pueden vivir sin sus páginas webs norteamericanas.

Y eso no está tan mal, porque por ejemplo; a cualquiera le gusta visitar Gamefaqs.com, que, además de útil, es un formidable sitio social, o incluso la red de google “Orkut”, que cumple todavía mejor con esta última función. El problema no está ahí…

El problema está en que hay personas que no puede vivir sin un ídolo. Ídolo que no tiene méritos propios en la vida. Un ídolo que es considerado ídolo porque, a ojos del indio sudamericano, lo único que hace para ser admirado es precisamente ser estadounidense.

No pueden esperar a poner la página web de dicha persona para levantarse tormentosamente tirando la silla, arrancarse los pantalones, meterse un puño entre las nalgas, meterse el otro, ensanchaaaaaaaaarlo lo más más más que se pueda, pegar un brinco y encajarse el monitor adentro con todo y botones, para satisfacerse teniendo el contenido pixelado del personaje atorado en el intestino grueso.

A estos elementos hay que educarlos, cultivarlos y culturizarlos. Hay que enseñarles lo que es bueno y, después del citado ejemplo es obvio que necesitarían más masaje cerebral que puntos en el culo. Hay que ilustrarlos en que hay cosas que se hacen acá que son mucho mejores de lo que nunca jamás se harán allá.

Casos hay muchos, pero concentrémonos en lo que me interesa: yo.

¿Por qué vas a leer webs en inglés, si ésta es mucho, pero mucho mejor que la competencia? Mejor que toda ella junta puesta en cualquier idioma.

Carlos V lo dijo ya en una de las frases más hermosas y rompe-hímenes de la historia:

“El italiano es para hablar con las mujeres, el francés es para hablar con los hombres, y el español es para hablar con Dios”

Si eso no hace que se te ericen hasta las cerdas del culo, no sólo eres antipatriota, sino además tienes hepatitis en el alma.

Los hechos no mienten: no hay web de este estilo que consiga vencer a la mía, basado (entre muchas otras cosas) en que la escribo en el mejor lenguaje del mundo.

¿Que yo no soy el primero que hizo ésto? ¿Y qué importa? Ser el primero es ser el prototipo, el mediocre. Ser el primero es pertenecer a la versión 1.0 de la que todo el mundo se queja, la versión limitada. El primero está ahí solo para levantar la mano, saludar, y después sentarse a esperar a que la historia se cague en su legado. El mundo deportivo, automovilístico, aéreo, científico y matemático así lo ha demostrado con cualquier cantidad de ejemplos:

  • Primero fue Henry James, pero luego vino nada menos que HP Lovecraft.
  • Primero fue Ford, pero después llegó la Ferrari.
  • Primero fue IBM, pero después vino Microsoft…

Quizá ese último ejemplo no ayude demasiado, pero lo importante es que, sin más preámbulos, aquí están las irrefutables

competencia-5

1. No tengo conciencia

Soy más sucio que los otros, soy más ruin, perverso y malo. Me meto con todo el mundo. ¿Alguna vez has visto a Maddox metiéndose con los negros? ¿No, verdad? Pues yo sí, a cada rato.

¿Alguna vez has visto a alguien de mi estilo metiéndose con los judíos? Yo vivo metiéndome con ellos. De hecho: yo debo ser el único comediante no judío que jode y ningunea a los judíos.

¿Y con los musulmanes? Les faltan cojones para meterse con los musulmanes, no quieren tener problemas con ellos. A mí no sólo no me interesa que me quieran joder, sino que además no me importó que me hackearan la web por ello, (y al parecer también las cuentas de hotmail y GMAIL por la misma razón).

Es más, ¿sabes qué? Lo sigo haciendo… observa:

competencia-1

Y si tienes algún problema, hackéame otra vez la cuenta

¿Alguna vez los has visto metiéndose con sus novias? ¿Con sus amigos? ¿Con su madres, incluso?

Y si así fuera, ¿lo hacen igual que como lo has visto aquí?

Por supuesto que no.

2. Escribo mejor

Se que a mucha gente se le haría imposible compararme con alguien que escribe en otro idioma porque el tipo de humor y el mensaje que se transmite es inherentemente distinto. Pero hagan un esfuerzo: ¿quién controla mejor su idioma? ¿Quién posee un mayor vocabulario? ¿Quién tiene la prosa más elaborada? ¿Quién juega más con su lengua? ¿Dónde vas a encontrar a alguien tan vulgar e inconsciente como yo?

Además, yo estoy orgulloso de demostrar todos los días que el Castellano es el mejor idioma para odiar.

3. Nadie llega tan lejos…

Además de que soy traicionero y coloco conversaciones de amigos aquí en la página, he llevado la magia de este sitio fuera de Internet, ¿recuerdas?

foto-9

¿Quién más tiene las bolas de pelar el culo en un parque, a la vista de todos? ¿Qué otra persona con un blog conoces que no le importe estar rodeado de señoras y niños?

4. ¿Alguna vez has visto a alguno de ellos jodiendo a los reggaetoneros?

Ajá, ¿alguna vez los has visto haciendo algo para martirizar al reggaetón, o al rap marginal norteamericano? ¿Alguna vez los has visto exhortando públicamente a que jodan a un reggaetonero?

Y lo que es más: ¿alguna vez los has visto acudiendo a un programa de radio para humillar públicamente a un artista del reggaetón y a la gente que lo baila?

Ninguna de las putas de la competencia lo hace, porque son maricas y le tienen miedo a los monos.

dross-en-la-radio-007

5. Yo soy físicamente más fuerte que los otros

Yo se de buena fuente que, puesto frente a frente con alguno de los elementos anteriormente mencionados, los agarraría sin mucho problema, los levantaría, los retorcería, les metería el brazo por la boca, les tomaría los testículos desde adentro, los jalaría hacia atrás y los voltearía desde adentro hacia afuera.

Y después me los cogería por la cuenca de los ojos.

drossmuscle-3
drossmuscle-2drossmuscle-4

 O sea, por favor…

6. Yo soy más gordo

Cuando fui gordo, yo fui el más gordo. Me conocían como el Gordo Dross.

Yo comía más que todos ellos juntos, y eso quiere decir que soy más arrecho y más jodido y más cochino y más respetable.

Y cuando adelgacé, adelgacé hasta el extremo, lo que quiere decir que además tengo mucha más fuerza de voluntad.

De todos ellos, yo soy el único que sobreviviría al holocausto nuclear.

7. Yo nunca he presumido de lo que no tengo

Yo soy tan hostia e increíble, que no me han dibujado con más músculos, sino que me han dibujado con MENOS músculos de los que tengo.

Mira:

competencia-2
=
drossmuscle

 

8. ¿Yo alguna vez te decepcioné como te decepcionaron ellos cuando salieron de detrás de la computadora?

La gente no se podía creer que Maddox le diera la mano a todo el mundo y tuviera voz de niño (y encima niño bueno de su casa). La gente no se podía creer que Tobis se sintiera incómodo en cualquier otro medio que no fuera tras un teclado. ¿Y en cuanto a los demás? Ellos ni siquiera han llegado al nivel suficiente como para ser invitados a un medio.

¿Yo dejé de ser hijo de puta por tener un micrófono en frente? ¿Yo dejé de ser ácido y de insultar? ¿Yo dejé de ser un coño de madre y encima demostrarlo?

Y lo que es más: ¿yo dejé de ser yo?

9. ¿A estas alturas piensas que hay algo con lo que no sería capaz de meterme, o incapaz de escribir por pudor?

Si me escribes dándome una idea, no te voy a hacer caso porque yo no estoy para hacer lo que la gente me diga, pero confórmate con saber que si no he escrito sobre un tema particular que hiera la sensibilidad colectiva, es porque todavía no se me ha ocurrido…

10. ¿Tú alguna vez los has visto joder a alguien como jodo yo?

¿Alguien más tiene conversaciones de MSN así tan cabronas como las mías? ¿Alguna vez has visto a alguien que casi haya hecho despedir (o haya hecho despedir, no tengo idea) a un huevón de su trabajo?

¿Alguna vez has visto a alguien que haya perdido la carrera universitaria (o casi la haya perdido) por culpa del autor de un blog y la gente que lo lee?

¿No, verdad?

Pues mira:

competencia-3

Fotocaptura de “el caso de Moises Eduardo Sedán” en el Diario de Dross, Hatemails de agosto y septiembre de 2006

11. Yo soy multi-task

Yo voy al gimnasio tres veces por semana y levanto pesos que harían que el ano se le pusiera como un hormiguero a cualquiera.

Tanto así que me salieron cuatro hernias el año pasado.

¿Tú crees que alguno de ellos va al gimnasio? Claro que no. Ellos ya amanecen hinchados por mover el brazo para lavarse el culo con el papel.

competencia-4

Este es Tucker Max, y la tipa vestida de rojo tiene los brazos más grandes que él

12. ¿Alguna vez los has visto aconsejar a alguien?

¿Tú has visto a alguno de ellos dándoles consejos para la vida a sus lectores?

Y una cosa, para que lo tengas bien en cuenta: ellos no lo hacen NO porque no quieren, sino porque no pueden. Si tuvieran que salir de la computadora, ellos no tendrían el suficiente carisma ni para explicarle a un niño lo importante que es dar la cara y defenderse del abusador del salón.

Alguna de los otros autores de páginas similares a ésta se masturban mirándose el pito fijamente porque son tan lerdos que si se distraen mucho se les olvidaría “cómo es que hay que hacer” para acabar.

13. ¿Alguna vez ellos te ha ayudado a resolver tus problemas?

¿No?

Porque hasta donde se, yo te he dicho como joder a los profesores, a tus enemigos e incluso a tus hermanos…

Es más: yo hasta te he dicho cómo joder a tu Iglesia local.

Ellos no lo hacen, primero porque son cagones (no se atreverían a poner algo así), y segundo porque no se les ocurriría nada a la hora de la verdad. En una guerra urbana ellos no servirían ni como despojo para retrasar a los tanques.

14. Los piratas le tienen miedo a las celebridades de acción de Hollywood, Dross no.

¿Alguna vez has visto a alguien con un blog insultando a Bruce Willis? O mejor dicho, ¿alguna vez has visto a alguien con un blog a quien Bruce Willis insulte? Cada vez que lo veas en la tele, cada vez que vayas al cine a ver una de sus películas, acuérdate de que ese tipo me mandó un mail para decirme que me jodiera. ¿Lo recuerdas?

insulte-a-bruce-10

Del artículo “Insulté a Bruce Willis cuando le hicieron una entrevista por Internet, y lo leyó”

15. ¿Quién más incita a sus lectores a correr?

 16. ¿Tú alguna vez has visto a gente con tantos huevos como los que tienen las personas que visitan esta página?

 Grandes páginas atraen a grandes lectores. Es un principio básico.

Yo no he visto a ningún lector de Maddox llegando a 200 kilómetros por hora, y lo que es más: yo no he visto a ningún lector de nadie realizando tales hazañas por la noche.

Al final de cuentas pura pinta, pura pendejada, pura mariquera. En cambio mira a los de aquí… guerreros del camino, protagonistas de las leyendas que se cuentan en los bares.

17. Yo voy a joder personalmente a la competencia

Estoy buscando agregar a Maddox, Tobis o Tucker Max a una conversación por MSN.

18. Finalmente: yo tengo un televisor más grande

lujo-13

Nadie puede competir contra una persona que tiene algo así en su cuarto…

Tú sabes perfectamente que los demás te aburren. Que después de determinado momento te estás forzando a leer lo que escriben nada más para poder decir que leíste el último artículo de fulanito de tal o menganito de cual… ¿eso alguna vez te ha pasado con mis artículos? No, ¿verdad?

A los que todavía no puedan o no sepan aceptarlo: dejen el complejo de inferioridad, dejen de pensar que todo lo que está en inglés tiene que ser mejor. No sean chupamedias. El inglés es un idioma muy fácil, muy primitivo, muy simplista, muy Bob Esponja. Esto es infinitamente mejor y más másculino.

Mira lo bueno que tienes aquí y deja de ser una coneja arrodillada chupacojones: ninguno de esos mariquitos es mejor que yo. Ninguno llega tan lejos, y todos ellos son tan simplistas como una hamburguesa de McDonalds literaria. Tú, como una persona que no viene de una cultura decadente, eres demasiado bueno/a para lo que ellos escriben, yo lo sé…

¿Pero lo sabes tú?

Compruébalo y acepta a esta como tu página favorita del género, o sufre de gonorrea espiritual para toda la eternidad.